01 febrero, 2011

Reinventarse en lo clásico: Maelu


En la Schiki-Micki (léase pija; sifrina...) calle de Theatiner la que fuera antes la pastelería Mäser, sus dueños, la han transformado en el café Maelu, lo cual debo decir, ha sido todo un acierto. Una vez estuve en Mäser y tenían postres estupendos, pero ahora el lugar se ha modernizado y ofrece nuevos postres y otras alternativas tanto para comer ligero o sentarse a degustar un café y uno de sus maravillosos postres. El concepto es lujo puro para los sentidos, postres que se preparan a diario, atrevidamente coloridos, bellos como pequeñas obras de arte y son tanto deliciosos como originales.






 La decoración es bastante fría, quizá demasiado, pero uno puede subir a la segunda planta y acomodarse en butacas confortables mientras se deleita con cualquiera de sus coloridas y golosas opciones. La pareja Sonja y Ralf Mäser (a la izq.) son maestros confiteros y llevan muchos años y algunos premios acumulados.

Chocolates, macarons de distintos sabores y colores, tartas de sabayón, mousse de chocolate decoradas con oro, panna cotta con frutas salvajes...

El café es biológico y traído de Colombia, muy bien preparado. Los postres, si se consumen allí son un poco  más caros de lo que aparecen en la carta, siendo una media de un postre y un café de unos 8,50 euros por persona. Una delicia, sin duda. Ofrecen al mediodía sopas, ensaladas y comidas ligera, además de bocadillos.



Café Maelu
Theatinerstr. 32
80333 Múnich
Web: Maelu


Foto de la pareja Mäser 
y foto de la derecha:
©Maelu

19 comentarios:

  1. No conozco el sitio, pero estos "noteños" suelen ser fríos para temas decorativos, es cierto.
    Los dulces tienen una pinta deliciosa.
    Besinos
    www.aliterdulcia.com

    ResponderEliminar
  2. Puede que la decoración sea aséptica... pero esos postres, sobre todo el que encabeza esta entrada, es una maravilla.
    Me como uno de esos... y veo colorines por las paredes, por los sofás, por las lámparas... ¡por el alma!

    ResponderEliminar
  3. Qué pinta tiene todo Claudia, le he pasado tu blog a una amiga que hoy ha partido para Münich, seguro que le sacará millones de veces más partido a la ciudad con tus buenísimas recomendaciones.

    Aprovecho para preguntarte una cosa, cuando fui a la ciudad recuerdo una tiendecita metida como en una especie de pequeño pasaje acristalado por el centro(recuerdo también una iglesia enfrente y una terraza en la que tomamos café justo al lado). En ella vendían curiosamente ingredientes básicos para hacerte tus propias cremas (desde aceites vegetales y esnciales de todo tipo, vaselina, glicerina, emulgentes, extractos de plantas...), quería haberle encargado a ella algo de allí, pues me encantan estas cosas, pero no recuerdo el nombre, ni cogí tarjeta, ni la calle, nada de nada :-( ¿Conocerías quizás tú esta tienda?.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Ayyyy. No debería leer yo estas cosas cuando todavía no he conseguido quitarme de encima los dos kilos que me he puesto entre Uruguay y las fiestas de Navidad. Ya lo decía Roberto Carlos (el cantante, no el futbolista) "todo lo bueno o es pecado o engorda". ;-)

    Saluditos

    ResponderEliminar
  5. Si que se ve frío el lugar, sí, claro que por lo que cuentas tan ricos pastelitos y tan goloso todo, debe compensar.
    Bueno, yo me tomaría unos cuantos y así entraría en calor jejeje.
    Ahora se llevan estas líneas frías y grises, todo va por etapas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. No soy muy dulcero, pero habrá que probar ese lugar de colores cuando se uno pase por esa calle. ¿Tienen algo sabroso de chocolate, chocolate?

    ResponderEliminar
  7. Saludos, Isabel, es verdad, la verdad es que estos dulces te enganchan primero por la vista. Es gracioso ver pasar la gente y detenerse como si de una obra de arte se tratase, jajaa.

    Vaya, Oteador, tú sí que le has puesto poesía, y es verdad, con un mordisco de esto todo se llena de colores.

    Ah, Delikat, ojalá tu amiga le sirva de algo el blog. He estado desconectada por estos días, pero creo que sé por dónde podría estar la tienda, una amiga catalana que vive acá una vez me la mencionó. Te avisaré en breve.

    jajaja, Sorokin, la verdad es que te entiendo, aunque esta es la primera navidad que llegamos mi marido y yo con menos peso, jaja. Cosas de la gripe.

    Viena, la verdad que no había pensado en esa compensación ecuacional que propones: +frío x pasteles para entrar en calor, creo que es fantástica.

    Bobolongo, claro que hay tartas de chocolate con chocolate, esa será la próxima a probar.

    Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado tu blog, y me quedo de seguidor tuyo. Ahora no viajo tanto como antes, pero cuando vaya por Alemania me llevaré tu blog debajo del brazo. Muchas gracias desde ellaboratoriogastronomico

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el sitio y todos los dulces que nos muestras pero esa primera foto... me ha dejado muerta de hambre.
    Otro reportaje genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Así me gustaría tener un negocio !!!!
    Que lindo...Algún día!!!!
    Saludos !!

    ResponderEliminar
  12. Es verdad, Silvia, la verdad es que son unos postres muy tentadores y de alta factura.

    Rosario, quién sabe si terminas teniendo un negocio así. Nos avisas, porfa.

    ResponderEliminar
  13. los dulces que muestra se ven deliciosos. Gracias por compartir con nosotros la informacion.

    ResponderEliminar
  14. Acabo de conocer tu blog de casualidad y me ha parecidonmuy interesante por lo que metere mi nariz mas a menudo por aqui, espero verte pronto un beso

    ResponderEliminar
  15. Gracias por pasarte, Verónica, acabo de pasar por tu blog, qué recetas tan apetitosas. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Cuantas cosas lindas y ricas.
    Una mezcla de sabores y olores espectaculares, sin duda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Claudia, tenemos "mono" de más postres, de cosas ricas y de buenas historias....

    ResponderEliminar