28 julio, 2015

Almuerzo francés en Tokio



El chef triplement étoilé (en español no podríamos usar estrella como adjetivo, en ese sentido, pero en fin con tres estrellas Michelin) Paul Bocuse (gloria de la cocina francesa) tiene una serie de franquicias  brasserie por algunos lugares del mundo. Tokio, no quería quedarse atrás y tiene un par de restaurantes en la capital nipona. Siempre constato que comer bien no tiene por qué ser siempre la ruina, con un poco de información, puede ayudar para saber a dónde ir.



En el Centro Nacional Arte de Tokio, que bien vale ir al menos por su interesante arquitectura. Allí, en pleno centro del museo una suerte de cono se erige, albergando en el tope a la franquicia de Bocuse. Tienen dos menú en el almuerzo para adultos, uno modesto de plato principal y  postre (apróx. 16 euros, sin IVA, y otro de 25 con tres platos). Creo que incluyen en el segundo agua y café, el vino, una copa, 5 euros.




Es posible sin mucha dificultad conseguir alguna mesa a la hora de almuerzo. La atención, como en todo Japón, siempre excelente. El lugar es fantástico y la comida para el precio, bastante buena, aunque por ese precio no esperen grandes sorpresas, pero se disfruta bien de su comida. Las reservas solo son posibles para la cena.


Brasserie Paul Bocuse
Le Musée
Centro Nacional de Arte
7-22-2 Roppongi
Minato-ku
Tokio
Teléf.: +81 03 5770 8161

21 julio, 2015

Palms: intento por crear una cocina tradicional y gourmet, pero...



Celebro que en muchos países se esté creando nuevas cocinas que parten y rescatan los sabores y recetas tradicionales. Venezuela ha hecho lo suyo, y cada vez encontramos más restaurantes que llaman a su cocina "criollo-gourmet". En pleno corazón de Los Palos Grandes, el restaurante Palms lo lleva la chef Elena Ibarra, la cual ha sido galardonada recientemente en París con le premio Gourmand por su libro de recetas: Cocina extra-ordinaria.

El mero, aunque gustoso, estaba bastante frío, nadaba en demasiada salsa.


El restaurante tiene una decoración un poco rara, algo demodé y fría. Tiene una terraza frente a una pequeña piscina. Aunque también la decoración era algo desangelada,  siempre se agradece disfrutar del buen tiempo que suele hacer en las noches caraqueñas. La atención es correcta, el camarero no tiene mucha idea de los vinos, por no decir ninguna. La carta es interesante, mezcla de la cocina criolla, toques asiáticos y todo ello pasado por una buena dosis creativa.




El problema, sin duda, ha sido la ejecución de los platos. Da la impresión que la chef estaba de vacaciones y su cocina queda a la deriva. Primera sorpresa, todos los platos llegaron a la mesa en cuestión de brevísimos minutos, casi no podría competir el mismísimo McDonal's en rapidez, lo que me remite a platos pre-preparados (supongo y espero que no todos) que pasan por un golpe de horno y listo. Y sin duda es lo que me pareció, en cuanto a las texturas que tenían que estar crujientes (que no lo estaban), a la jugosidad que deberían tener ciertos platos, que uno sabe bien que es imposible obtenerla si son platos listos con anterioridad. Quizá también pecan de excesiva salsa en los platos, puede que sea un gusto muy venezolano, pero la cocina creativa se está desmarcando cada vez más de los antiguos platos pesados que nadaban en salsa.

Mi veredicto es que parte de buenas ideas pero descuidan totalmente la ejecución, quedándose las propuestas en puras intenciones y quizá poco esmero por lo cuidados que supone toda cocina que quiera llamarse gourmet. Una pena y una decepción porque este lugar gozaba de prestigio. Por cuestiones de inflación es difícil decir  el rango de precios, pero es bastante caro para el estándar venezolano.

Hotel Altamira Suits
1ra. Avenida de Los Palos Grandes
Caracas
Teléf.: +58 (0) 212 209 34 53






10 julio, 2015

Cuando la magia aparece en un rincón de una plaza



Guimaraes es una ciudad realmente hermosa. Llegamos exhaustos y nos encontramos en pleno centro con el restaurante Nicolino. Tiene una terraza en la placita donde se encuentra y sus dueños ofrecen una atención esmerada y realmente cálida.



La escena es idílica, una mesa con manteles de cuadros rojos y blancos, en otra mesa animada, un hombre, acompañado con su guitarra canta hermosas canciones en portugués. El dueño, que parece ser amigo de esta mesa no cesa de traerles cosas que pintan deliciosas. El ambiente es animado, hay sol, el día está despejado.



Y nos traen un pan casero, queso de cabra, con un aceite de oliva perfumado de laureles y ajo que sirve para mojar el pan y el queso… tortitas y croquetas de bacalo, sardinas fritas, y un estofado de conejo, que ha preparado para la otra mesa, y que el dueño nos regala una generosa porción para que lo probemos. Cuánta generosidad y calor humano.

Ciertamente idílico, oporto casero (regalado por la casa) y postre para cerrar mientras la música no para… fue difícil levantarse de esa mesa y partir, que gozada. Los precios muy económicos y cocina casera.



Restaurante Nicolino
Rua Doutor Avelino Germano, 99
Guimaraes, Portugal
Teléfono: 
+35 125 30 55 921





04 julio, 2015

Vuelta al blog… pasando por Tokio



Quizá el encuentro con amigos y bloggeros, que preguntan y me motivan a que siga con el blog ha impulsado que hoy intente retomarlo. La verdad es que han sido muchos los lugares y restaurantes dignos de que le escribiese una entrada y trataré de hacer lo posible por rescatarlos de la memoria y escribirles acá una nota.



De todos los viajes, un restaurante que quisiera compartir, como una secreto magnífico, que me fue revelado por una amigo venezolano, profesor en la universidad de Tokio, que vive allá desde hace muchos años. Nos llevó a un izakaya muy pero que muy típico… os advierto que nos hay carta en ningún otro idioma que no sea japonés, pero si sois aventureros pidan al azar o bien, si tienen suerte, hay una camarera de origen colombiano (parece que llegó allí muy pequeñita, así que habla un poco de español) que podría ayudarles. De todas formas la carta no es muy extensa, son platos sencillos, frescos, que os sorprenderá. 

Como queríamos volver una vez más sin ayuda, pedimos a la recepción del hotel que nos reservara y, con las fotos que hicimos, ordenamos una vez más, así que si queréis ir, podéis hacer lo mismo con las fotos del lugar de Facebook o las mías acá… es una opción.


Delicioso plato variado de sashimi.

El lugar queda en el trepidante barrio de Shibuya, cerca de las llamadas calles del "amor",  se llama Dining Table 10"1. Es acogedor, con las áreas reservadas para este tipo de lugares, mejor reservar porque la verdad es pequeño. No deje de pedir para empezar los edamame (vainas de soja) con su respectiva cerveza, sashimi, y tienen algunas verduras y tubérculos preparados muy ricos, como unas berenjenas marinadas en una salsa delicada.  Os dejo algunas fotos de este pequeño isakaya que ha sido  todo un viaje dentro de Tokio.


Un pescadito asado...

Da gusto volver al blog, un abrazo a todos y todas..

Cacahuetes hervidos… toda una curiosidad.



1-26-2 Shoto, Shibuya 150-0046
Prefectura de Tokio
Teléfono: +81 3-3485-4225
Japón










https://www.google.es/maps/place/%E3%80%92150-0046+Tokyo,+Shibuya,+Shoto,+1+Chome%E2%88%9226%E2%88%922+%E6%B8%8B%E8%B0%B7%E6%9D%BE%E6%B6%9B%E4%BC%8A%E8%97%A4%E3%83%93%E3%83%AB1F+%EF%BC%B4%EF%BD%81%EF%BD%82%EF%BD%8C%EF%BD%85%EF%BC%91%EF%BC%90%EF%BE%9E%EF%BC%91/@35.6591623,139.6936521,17z/data=!4m5!1m2!2m1!1sDining+Table+10%221+tokio!3m1!1s0x60188caafff82fbd:0x63aa8dec2641e6ea

18 marzo, 2014

Una pequeña joya en Roma: Vizi Capitali





En el movido barrio del Trastevere de Roma se encuentra la enoteca y restaurante Vizi Capitali, el cual es un restaurante de comida tradicional italiana, especializado en pescado y frutos del mar. Su joven chef  es Fabio di Felice, y sin duda de su cocina se puede decir que está llena de honestidad y muy lejos de las pretensiones.  En su entrada, se muestran las fotos de los visitantes VIP: Sofia Loren, Giorgio Armani, Fendi, Elton John, Francis Ford Coppola, "Ron" Howard, Matteo Garrone, Ornella Muti, e incluso, Rocco Siffredi.



El restaurante es bonito, cuidado, con una luz agradable, con excelente atención y manteles blancos. Como pan sirven una recién horneada focaccia aderezada con romero y un poco de aceite de oliva. De primero, probamos la ensalada de pulpo, que gozaba del equilibrio total de sus ingredientes (lo justo de aceite, sal y cítrico) y temperaturas (tibio-fresco). De segundo se puede tomar algo de sus primeros platos, como la los tortellinis caseros rellenos de de queso, acompañado de trufas blancas. Las raciones son muy generosas o bien algunos de sus pescados.

Los precios son razonables, siendo los precios entre 14 y 25 euros. Por lo que una cena puede ser unos 40-50 euros por persona. Sin duda, muy recomendable.

Vicolo della Renella, 94
00153 Roma
Italia
Teléf.: +39 06 58 18 840













14 febrero, 2014

Un bistró en el corazón de Belleville





Le Sainte Marthe es un restaurante ubicado en una placita homónima, en el barrio de Belleville, donde vivió (y fue bautizada) la inolvidable Edith Piaf, y en el que hoy se respira bohemia y autenticidad. La plaza está flanqueada de restaurantes interesantes.

El bistró es bonito, con una atención agradable y puntual, y su cocina es de mercado, con claro acento francés, tradicional. Su cocina respira autenticidad, hay apuesta por lo hecho en casa (¡vi -y olí- las brioches saliendo del horno!). Los postres son altamente recomendables, como su soufflé de chocolate y sus profiteroles rellenos de helado...

Tienen menú al mediodía de 12 euros (el plato), 15 (dos platos) y 18 (tres: entrada, segundo y postre), también ofrecen brunch los domingos a partir de las 11.00 horas. Algunas noches ofrecen pequeños conciertos. Es preferible, si se va de noche, reservar, porque suele estar lleno.



De primero: una terrine de campagne de la casa, perfecta para empezar.



El bacacalo, acompañado de espinacas y puré de batata… una combinación ideal.



Bistrot Le Sainte Marthe
restaurant bistronomic
32, Rue Sainte Marthe
75010 Paris
Francia
Teléf.: +33 01 448 436 96









Ver mapa más grande


08 enero, 2014

Diverxo: tres estrellas Michelin en Madrid


1- El entrante, Olivas de Tokyo: dulce y umami (semillas de soja).


El blog ha estado a punto de desaparecer, pero esta experiencia me ha dado las energías suficientes para retomarlo y empezar el año a lo grande. En navidades tuve la suerte de poder conseguir una reserva para comer en el recientemente galardonado restaurante con una tercera estrella Michelin: Diverxo. Confieso que no conocía el restaurante y que leyendo el periódico me enteré del galardón y del joven chef, David Muñoz.


2- Uno de mis favoritos, coco, zamburiñas, carabineros… luego llegan chaquetes
 fritos que se agregan a la grasa marina, umh...

Parte de la propuesta de Muñoz que más llama mi atención son su "platos lienzo", que una vez puesto en la mesa pueden transformare minutos después con otro ingrediente que se le suma, cuando aparece uno de los camareros y le agrega un nuevo sabor y textura. Sin duda, el placer se nos presenta desde el principio a la vista, elaboraciones que podrían reñir con una obra de arte en cuanto a belleza y creatividad (no olvidemos que Ferrá Adriá fue invitado al la Bienal de Venecia).


3- Bacalao a la bilbaína frito al revés (se le agrega el aceite caliente para 
cocinarle) con mayonesa caliente.

La sorpresa aguarda en cada sabor, sin olvidar infinidad de texturas, contrastes y, me ha gustado especialmente el elemento lúdico que aporta a algunos de los platos, como en el postre, en el que no se veía claramente dónde estaba una cremita maravillosa que se camufla con el plato (en apariencia plano, pero con pequeñas concavidades rellenas y escondidas a simple vista) con una suerte de azúcar glacé.


4- Cocohas de merluza en una salsa de foie grass, bien le hace honor al 
adjetivo que escoge el chef: untuosidad máxima.

La atención es perfecta, la carta de vinos abarca una buena gama de gustos y bolsillos. Existen dos menús, uno de siete platos y otro de trece; el restaurante tiene el detalle de llamarte antes y preguntar por alergias o aversiones a ciertos alimentos. La carta explica someramente lo que nos espera en cada uno de los platos, adjetivándolos por su característica que les define: "yodados", "picante frutal", "Agridulce. Punzante e intenso", "cremosidad láctea y vegetal"…


5- Plato: "Nada es lo que parece", golosísimo 100%. 
Albahaca y pimienta Sansho. Carrillera de atún glaseada.


La experiencia es intensa, atrevida y maravillosa. Para los que quieren experimentar nuevos sabores y combinaciones singulares.


6- Otro de mis favoritos: "Hannibal Lecter: agridulce y punzante intenso".

A este plato se le agregaba, espuma de zanahoria y más 
adelante esta brocheta-puñal que eran unas lengüitas 
de pato bravas… espectaculares.






7- "Pata negra untuoso y pegajoso, lluvia de clorofila acidulce, conejo 
y anguila". Primera y segunda parte del plato.



8- "De Celeiro a Bangkok, pasando por 'La Vera'. Ahumado de brasa, 
yema líquida de periquita. Merluza con curry.




9- "Cremosidad láctea y vegetal",  acá se invierte la norma, la carne como acompañante del vegetal: 
espárrago blanco a la mantequilla negra con emulsión de leche de oveja y escamas de salmonete, 
cierva en jugo untuoso de patanegra, acompañado de pate de salmonete.



10- "Porn Food. Potencia salina dulce" (carabineros pochados, merluza con curry).


11- "Japón y couscous. Marruecos y ajos negros" (molleja de ternera).


12- Un paso hacia el postre: una ensalada refrescante al paladar… 
clorofila, piña, aceite de oliva… el plato iba firmado por el chef.


13- Una delicadeza total: "Petit suisse y terciopelo blanco. 
Jazmín y agridulces picantes".



Calle Pensamiento, 28
Metro Tetuán
Teléfono; +34 915 70 07 66
Madrid








Ver mapa más grande

19 agosto, 2013

Una estrella Michelin en el Festival de Salzburgo: Esszimmer

La orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela dirigida por 
Gustavo Dudamel, en uno de los últimos conciertos el Festival de Salzburgo.


Para cerrar la visita al Festival de Música de Salzburgo, nos acercamos al restaurante Esszimmer (comedor) que es reconocido con tres gorros y una estrella Michelin, gracias a su chef Andreas Kaiblinger. La mejor noticia: es que posee un menú del mediodía de tres platos por 38 euros. La bebida, por supuesto, es aparte.


De los entrantes nos decantamos por estos rollitos vegetales que sorprenden por sus diversas texturas y sabor delicadísimo. Otro de los primeros eran taquitos de atún con cuadritos de gazpacho, una combinación perfecta que juega una vez más no solo con los sabores sino con las diversas texturas. En la foto se ve el atún un poco más hecho, ya que mi compañera de viaje estaba embarazada y pidió que no se los trajeran crudos.




De segundo, un plato con diversos tres tipos diferentes de carne, acompañados por una suerte de croqueta de almendras y un ligerísimo puré de espinacas.




De postre: una suerte de torticas suaves y tibias de arándanos y helado de vainilla. La atención es de primera, el lugar es bonito, con mesas puestas a la perfección, incluyendo flores naturales y manteles blancos y se come de maravilla. Muy recomendable. La página web tiene un sistema de reservas que funciona a la perfección.




Esszimmer 
Müllner Hauptstr. 33
5020 Salzburgo
Austria
Teléf.: +43 662 87 08 99












El precio acá reseñado como costoso corresponde al menú a la carta